¿Nunca puedes cuidar de tu piel como te gustaría? Te contamos cómo hacerlo en tiempo récord.

Nos ha tocado en vivir en la sociedad en la que necesitamos todo ‘para ayer’, vivimos a contrarreloj y muchas veces nos olvidamos de nosotras mismas y de nuestro aspecto. Sentirse guapa o guapo trasciende, en la mayoría de ocasiones, más allá de lo físico y se convierte en un estado mental, donde la fortaleza y la seguridad se alían.

Para conseguir estar guapas no es necesario estar horas y horas delante del espejo, ni que nuestro cajón esté desbordado de cosméticos. En lo que se refiere a belleza más vale poco bueno que mucho malo. Por ello, debemos plantearnos qué necesitamos realmente para vernos guapas. Arrugas, manchas, granitos… cada persona es un mundo, por lo que encontrar los productos estrella de cada neceser depende de cada mujer, de su edad y su tipo de piel.

No obstante, hay una rutina que es el común denominador de todas las mujeres: limpieza, exfoliación e hidratación. Este último paso es sin duda el primordial para conseguir que el ritual de belleza sea realmente efectivo, por lo que es aquí donde debemos poner atención a qué nos pide la piel. Las pieles deshidratadas necesitarán sérums con alto contenido en agua, las pieles grasas cremas hidratantes ligeramente astringentes y las pieles maduras un buen chute de hidratación.

Sin embargo, hay un elemento que todas las pieles necesitan para verse radiantes: ácido hialurónico. Esta sustancia se encuentra de manera natural en nuestro organismo, pero con el paso del tiempo comienza a desaparecer, por ello debemos introducirlo en nuestra rutina diaria si queremos que nuestro aspecto no se vea envejecido.

Este plus de ácido hialurónico podemos introducirlo en nuestra rutina a través de cosméticos que cuenten con él entre sus ingredientes o bien añadiendo unas gotitas sobre nuestra crema hidratante, ya que si esta nos funciona no hay por qué desecharla. Así, en el caso del Hydracure Serum Hyaluronic Force permite a través de su cómodo difusor añadir un par de gotas sobre los cosméticos que formen parte de tu la rutina de cada mujer, o bien aplicar directamente sobre la piel. Esta última opción es la más recomendada para pieles maduras y con alta necesidad de hidratación.

Este gesto diario te ahorrará a medio y largo plazo el tiempo que dediques a verte guapa frente al espejo antes de afrontar el día. Además, su textura ligera y su alto peso molecular logra una duradera hidratación de la epidermis apta para todas las mujeres ‘todotorreno’ que no tienen tiempo, ni quieren gastarlo en retocar su cara a lo largo del día.

Este tipo de producto está también indicado para uso masculino, sobre todo para después del afeitado. Gracias a su rápida absorción, la ausencia de brillos y la carencia de perfume, este sérum ayuda a reequilibrar la piel tras la agresión que supone para algunas pieles masculinas el afeitado.

Creditos;Enfemenino.
Categories: Salud