Una mujer de 34 años indigna al mundo, tomaba una copa y su hijo se perdió, no lo buscó porque le dijeron que estaba con la policía.

Un caso indignante ha impactado al mundo. Una mujer de 34 años de nacionalidad británica enfrenta acusaciones de abandono de menores por dejar a su hijo de apenas tres años a cargo de Policías Locales durante un largo periodo de 14 horas.

Según el diario El País, el pequeño se perdió en una zona de terrazas de esta turística localidad de casi 85.000 habitantes y fue localizado por los agentes solo, descalzo y en pijama, pero la madre no fue a recogerlo hasta el día siguiente.

Foto ilustrativa

Para sorpresa de muchos, la madre alegó que estaba “cansada” y tranquila porque le dijeron que su hijo estaba con los municipales. La mujer está en libertad pendiente de juicio y su hijo, bajo la tutela provisional de los servicios sociales.

El hecho ocurrió, según recoge el diario Las Provincias, el pasado miércoles, cuando la mujer, que estaba con unos amigos, perdió a su pequeño de vista sobre las ocho y media de la tarde mientras paseaban por las calles de Torre vieja.

Foto ilustrativa

Un empleado de un restaurante de comida rápida vio al pequeño caminando solo por el paseo marítimo Paseo Juan Aparicio, con calcetines, descalzo y sin ninguna identificación, y avisó al 112. La Policía local acudió al lugar y se hizo cargo del pequeño.

Durante horas, los agentes investigaron si había sido denunciada su desaparición, pero nadie lo reclamó ni había ninguna denuncia de desaparición. El pequeño, al que desde el principio se le supuso nacionalidad británica, estaba tranquilo, aunque apenas respondía a las preguntas de los policías. Solo decía monosílabos entre sonrisa y sonrisa, cuenta el diario Información.

Foto ilustrativa

El mismo camarero que dio el aviso explica al diario que después de que la Policía Local se llevara en custodia al pequeño, vio a una mujer en la misma zona “buscando algo” sobre las nueve y media. La mujer le contó que había perdido a su hijo y este le dijo que estaba en las dependencias de la Policía Local y que fuera por él.

Sobre las doce de la noche y sin noticias de la madre, el niño fue llevado al Hospital Universitario de Torrevieja para un chequeo. Tanto los policías como el personal del centro sanitario acompañaron al menor allí durante toda la noche, hasta concluir el turno de trabajo.

La madre no llamó a la Policía Local hasta las ocho y media de la mañana del día siguiente, pero no fue a buscarlo hasta las diez y media, cuando la Policía Local ya estaba a punto de llevar al niño al Hogar Provincial de Alicante para su custodia provisional. En total, pasaron 14 horas desde que lo perdió de vista hasta que fue a recogerlo.

Según informa la cadena SER, que cita fuentes cercanas a la investigación, la madre declaró que “dejó al niño jugando enfrente con otros menores mientras se tomaba una copa” y que, “al salir del establecimiento” no lo vio, pero le dijeron que su hijo estaba con la Policía Local, lo que la tranquilizó, y que como estaba “cansada” se fue “a la cama”.

Foto ilustrativa

Al final, la Guardia Civil intervino, detuvo a la progenitora el jueves y le abrió diligencias por un delito de abandono de menores. Información precisa que la mujer tiene varios años de residencia en España y que su hijo nació en Castellón, aunque tienen domicilio en Torrevieja.

El caso recayó en el juzgado de Instrucción 4 de Torrevieja, de guardia aquel día, donde la causa sigue abierta y pendiente de juicio, según informa a este periódico una portavoz del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

El juez ha acordado “suspender provisionalmente la guardia y custodia del menor, que permanece al cuidado de la Generalitat Valenciana”, según precisa la misma fuente, que añade que el juzgado ha informado de las medidas “a la Conselleria, a Servicios Sociales de Torrevieja y a Fiscalía”.

Foto ilustrativa

Tras prestar declaración ante el juez el pasado viernes, la mujer “quedó en libertad, imputada de un delito de abandono de menores”. Está penado con entre 18 meses y tres años de cárcel y, si se considera que se puso en peligro la vida, salud o integridad del menor, de dos a cuatro años.

Creditos:soycarmin.

Categories: Estilo de Vida