Si bien es cierto que contraer (o no) matrimonio es una decisión muy personal, un estudio publicado en el Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry, ha cambiado totalmente la perspectiva al hecho de contraer nupcias, pues aunado a ello, tu estado cognitivo podría afectarse significativamente de manera positiva.
Categories: Estilo de Vida