Si estimulas correctamente, lograrás que su sensibilidad aumente cada vez más y lograrás el objetivo deseado.

Si pones en práctica estos consejos, harás que tu pareja muera de placer gracias a tus habilidades sexuales. Pon atención para que con lujo de detalle para que lo hagas correctamente.

5. Abdominal bajo

¿Cómo hacerlo?

Comienza con su ombligo y mueve las manos hacia el sur. Pasea tu lengua desde los genitales hasta distintas áreas cercanas; luego vuelve al punto donde comenzaste y así sigue con el juego.

Con ello, generarás tensión sexual en todo el cuerpo de tu pareja haciendo que sus erecciones se vuelvan más intensas.

4. Cuello y nunca

El cuello y la nuca son zonas muy sensibles aunque aparenten no serlo. Tan solo el hecho de rozar con la yema de tus dedos esas zonas, harás que se le ponga la piel de gallina a tu pareja.

Puedes comenzar con un toque suave de tus labios y lengua en el cuello y el área de la clavícula. Ten seguro que con eso, su excitación aumentará al por mayor.

Si es posible, estimula tanto el cuello como la nunca al mismo tiempo. Por ejemplo, frotando ligeramente su cuello o mordisqueando un lóbulo de la oreja mientras también deslizas las manos hacia el sur.

Lo importante aquí es que eches a volar la imaginación. A algunos hombres les encanta cuando pasas suavemente tus dedos justo debajo de la línea del cabello mientras lo besas apasionadamente.

3. Orejas

Esta es un área que muchas olvidan pero es una de las más sensibles. Para comenzar, puedes emitir palabras sensuales combinadas con ligeros gemidos. Eso es un buen comienzo para comenzar el juego de seducción.

Pero la protagonista en esta parte, será tu lengua. El buen uso de ella, hará que tu pareja casi explote de placer. Inicia dando pequeños besos en el área y luego, poco a poco comienza combina los besos con mordiscos al mismo tiempo que le dices lo mucho que lo deseas.

2. Miembro

Evidentemente, el pene es la zona erógena masculina más sensible de todo su cuerpo (pero no la única que debes explorar). El cuerpo de los hombres tiene específicos lugares de esa zona que debes saber cuáles son para estimularlos correctamente y lograr el objetivo deseado.

Son cuatro los lugares que puedes estimular. No obstante, cada una de estas áreas necesita un tipo diferente de estimulación para obtener lo mejor de ellas:

  • La cabeza responde mejor a la fricción, a la succión y al calor.
  • El eje, especialmente el lado inferior, reacciona ante la caricia y la fricción.
  • El rafe, que se encuentra justo debajo de la cabeza en la parte inferior, es de los puntos masculinos más sensibles y estimularlo correctamente, es extremadamente excitante para él.

1. Sacro

El sacro es ese pequeño triángulo al final de su médula espinal, más conocido como la parte baja de la espalda. Intenta acariciarlo o pasa tus dedos o uñas sobre él.

Puedes comenzar acariciando ligeramente la zona mientras lo besas apasionadamente. Una vez que notes que su respiración se agita, inmediatamente, haz que se ponga bocabajo para que pongas manos a la obra:

Comienza por besar su nunca con pequeños mordiscos, luego explora todo lo largo y ancho de su espalda hasta que llegues al triángulo mágico. Una vez estando ahí, es cuestión de creatividad sexual que se te venga a la mente.

Besos, pequeños mordiscos, combinación. En ese momennto, tú eres la artista que busca que la orquesta sinfónica logre el espectáculo deseado para los únicos dos participantes involucrados, lleguen al éxtasis mediante los juegos de seducción.

Por;Carmin.
Categories: Estilo de Vida