Mundo enfermo y triste.

El 21 de octubre del 2017,  Kayla Hayes estaba discutiendo con su ex novio, Seth, afuera de su carro; él le rogaba  por regresar pero ella le dijo que no.

Al decirle eso él se puso agresivo,  se acerco a ella y cuando menos lo pensó Seth se aferró a su boca, a tal grado, que Kayla comenzó a sentir sus labios adormecidos. En un principió pensó que su ex le había escupido hasta que vio que caer sangre de su boca, en ese momento comenzó a gritar a todo pulmón.

El abogado de Seth dijo que que fue su forma de dejarle una marca para su próximo novio.

Kayla cuenta que conoció a Seth a través de un amigo suyo en el verano del 2016. Ella tenía 17 años y él 21, trabajaba como instalador de pisos de madera dura y vivía a unos cuantos kilómetros de su casa en Carolina del Sur.

“Nuestra relación fue tóxica desde el principio, con mentiras y manipulación. Mi familia y amigos no lo aprobaron; pensaban que era irrespetuoso y grosero. Pero tenía miedo de salir de la relación, porque pensé que podría hacerme daño. Dijo Kayla para Cosmopolitan

Y agregó:

“Estaba tratando de crear mi propia fantasía de lo que era el amor. Pensé que necesitaba seguir con Seth en los buenos y malos momentos”

Después de 11 meses juntos, finalmente terminó con él. Kayla le mandó un mensaje de texto para ver si el quería alguna de sus cosas y él le pidió verla porque se iría a la Marina, ella accedió y en ese momento es cuando sucedió el accidente.

Kayla dijo:

“Seth me mordió, luego me sacó del auto. Comencé a gritar. Un hombre que sacaba su basura me escuchó y llamó al 911 mientras Seth conducía”

“Me sacaron los puntos una semana más tarde y me sometieron a un tratamiento para romper el tejido cicatricial, lo que permitió un mayor movimiento. He tenido un tratamiento de luz de banda ancha para eliminar el enrojecimiento y la terapia para masajearlo. La semana pasada, me reuní con un cirujano plástico para una consulta, que permitirá que la cicatriz se estire y se haga menos notable”

El 18 de octubre de este año, Seth se declaró culpable y fue sentenciado a 12 años de prisión.

Actualmente así luce Kayla:

El día de hoy Kayla se encuentra intentando seguir adelante con su vida, tiene un nuevo novio el cual parece la adora y sobre todo apoya, fueron amigos antes y él ha estado presente en todo este proceso con ella.

Es importante que si sufren de maltrato por parte de sus parejas NO duden en denunciarlo.

 

por:erizos.mx

Categories: Tendencias