En otoño, las hojas de los árboles no son lo único que se cae. Está comprobado que esta temporada es la parte del año en la que más caída de pelo hay, no te sientas rara. Un estudio de científicos de Suecia nos explica porqué. Lo que hicieron fue tomar como muestra a 800 mujeres sanas y darles seguimiento durante seis años; La conclusión fue que en octubre, o sea otoño, es cuando más se les cayó el pelo a todas.

¿Por qué?

Como todo en nuestro cuerpo, el pelo también tiene un ciclo. Esto significa que durante cierto lapso de tiempo, cambiamos totalmente cada pelo de nuestra cabeza. El ciclo dura, al igual que el estudio, seis años. Durante este tiempo, el 90% del pelo está en crecimiento, el otro 10% está en una etapa previa a caerse. Esta etapa puede durar de dos a seis meses, y es la etapa en la que se te cae el pelo en cantidades moderadas, lo normal.

El estudio mostró que las mujeres tenían la mayor cantidad de pelo previo a caerse en el mes de julio. Se piensa que es una manera del cuerpo para protegerse contra el calor. Una vez pasada esta etapa, es cuando llega el mes de octubre y con él, el otoño. Aquí es el momento en que todo ese 10% de pelo abandona tu cabeza, y por eso es normal que se te caiga más en esta temporada.

Las fases del ciclo capilar vienen determinadas por varios factores como la genética, la alimentación así como el estrés y el embarazo.
Estas etapas se denominan como:

Fase Anágena: Dura entre 2 y 7 años, el pelo nace y crece pegado a la papila. El folículo está sano y sus células tienen una actividad permanente, por lo que se encuentra en constante crecimiento.

Fase Catágena: En esta etapa, el pelo deja de crecer, y se prepara para caerse. Esta dura 3 semanas, y el folículo cambia de forma.

Fase Telógena: En esta, el pelo comienza a caerse.

Ahora, esto no quiere decir que no haya maneras de prevenirse y de atacar el problema. Lo que tienes que hacer es reforzar el ciclo del pelo para que no te deje de crecer y para darle un crecimiento uniforme y fuerte.

Humecta

En esta época de frío, el pelo se vuelve más propenso a romperse y perder brillo y movimiento. Por eso es importante que lo tengas bien humectado siempre. No te olvides de aplicar acondicionador desde la mitad de tu pelo hasta las puntas.Además, dale una ayudada extra a tu pelo usando un aceite cada vez que salgas de bañarte para sellar la humedad. Puede ser el que tú prefieras o puedes usar aceite de coco o de oliva.

Cepilla

Tu pelo es más frágil en esta temporada. Por eso, usa un cepillo que sea más amable. Te recomiendo uno con cerdas naturales, si puedes de jabalí, para no quebrar las puntas y para distribuir tu grasa natural y sacarle provecho.

Déjalo suelto
Amarrar tu pelo todos los días lo hace más propenso a romperse. Déjalo suelto y vas a ver que con el aire se seca mejor.

Complementa

Además de esto, puedes tomar vitaminas y suplementos que le darán más fortaleza al crecimiento de tu pelo. Aquí puedes ver nuestros consentidos.

POR KARLA ESTRADA
Categories: Salud