Estás cuatro amigas conmueven con su historia luego de vencer juntas al cáncer

uchos sabemos que la amistad, es una relación afectiva que puede mejorar nuestros días y en muchas ocasiones puede nacer en los más diversos contextos. Así fue como sucedió con McKinley, Chloe, Avalyn y Lauren, cuatro niñas que la vida unió de una forma complicada, pues hace tres años, las pequeñas y sus familias atravesaban por una difícil e igualitaria situación, luchaban una dura batalla contra el cáncer, a su corta edad, en el Johns Hopkins All Children’s Hospital de Florida en Estados Unidos.

McKinley, Chloe, Avalyn y Lauren se reúnen en su tercer año de conocerse

Con apenas 4 y 5 años, las cuatro ahora amigas, se convirtieron en el mejor ‘team de apoyo’, mientras pasaban largas horas en tratamientos y pasillos del hospital, situación que forjó una tierna y linda amistad que brindaba consuelo para hacer frente a la enfermedad. McKinley, Lauren y Avalyn tenían leucemia linfoblástica aguda, mientras que Chloe padecía un tipo de cáncer de pulmón. Todas fueron tratadas con el mismo método y hoy en día, las cuatro han superado oficialmente al cáncer.

Hace unos días con una gran sonrisa en la cara las cuatro amigas, se han reunido victoriosas de su lucha contra la terrible enfermedad, en el mismo hospital un año después, con el objetivo de tomarse una sesión de fotos, celebrando su amistad, su unión, pero sobre todo que son libres del cáncer. Asistieron vestidas iguales con unas camisetas blancas que portaban la leyenda “sobrevivientes” y tutús color champagne. Han hecho una promesa de volver cada año y como tradición tomarse una fotografía juntas.

La madre de Lauren ha revelado al medio Fox 13 News, “No es la primera vez que hacemos la foto, es el tercer año, sin embargo, es la primera vez que todas han superado la enfermedad”, mientras que la mamá de Avalyn, agregó “Es increíble ver lo lejos que han llegado, deseamos mucho sea el próximo año para volver a reunirnos”.

Sin duda alguna, las pequeñas amigas, disfrutaron de estar juntas en una nueva faceta en su vida, se mostraron sonrientes, jugando, brincando y felices en todo momento. Son un gran ejemplo de fortaleza para nuevos pacientes en el hospital y se espera que sigan inspirando a más niños y por qué no, también a adultos.

 

Por: RedacciónHOLA

Categories: Estilo de Vida