¿La naturaleza no se portó muy bien contigo? ¡Ni te preocupes!Puedes lograr tener un trasero redondo y firme sin necesidad de cirugías.

Inténtalo, no es tan difícil como crees, pero sobre todo, ten en cuenta que lo importante es la constancia.

Escaleras

En vez de tomar es ascensor, de vez en cuando anímate a subir por las escaleras, aprovecha que tu depa está en un piso muy arriba y notarás un trasero cada vez más firme y moldeado, si no vives en edificio, la ciudad está llena de ellas ¡Inténtalo!

Desplantes

Se trata de dar pasos largos y bajar sin tocar el piso, manteniendo la espalda derecha y cabeza levantada, te aseguramos que pronto notarás la diferencia.

Sentadillas

El típico ejercicio para los glúteos, pero sin duda, el más efectivo. Pon tus pies paralelos y abiertos a la distancia de tus hombros, baja las caderas y luego levántate.

De puntitas

Es súper fácil y lo puedes hacer a cualquier hora y en cualquier lugar, incluso puedes estar en el trabajo o limpiando la casa y ponerte “de puntitas” para mejorar la apariencia de tus piernas y glúteos.

Elevaciones de cadera

Es sencillo, acostada con las piernas flexionadas, levanta la cadera y aprieta los glúteos, cuando ya te vayas haciendo experta coloca peso en el abdomen y haz el mismo ejercicio, puede ser un libro, un recipiente con agua o incluso tu bolsa de mano (siempre está pesadísima, saquémosle provecho)

Marca tu cintura

Olvidando los ejercicios, este tip es muy bueno visualmente, usa un cinturón grande o viste una faja, crearás un efecto de cintura pequeña y trasero grande.

Jeans push up

Existen algunos pantalones que tienen mecanismo “push up” y levantan los glúteos de forma natural, son una gran opción.

Zapatos de tacón

Sucede el mismo efecto de las “puntitas” que comentamos arriba, al usarlos crean una curva natural en la espina dorsal para que tus glúteos se vean más grandes.

Creditos;actitudFem.
Categories: Estilo de Vida