SI ESTÁS PASANDO POR UNA MALA RACHA ECONÓMICA, NO PIERDAS EL ESPÍRITU NAVIDEÑO Y AJUSTA TU PRESUPUESTO PARA PASARLA MUY BIEN. ¡CHECA!

Navidad es tiempo de amor, de paz, de armonía y sí, también de gastos extras.

Si tu cartera está limitada para esos gastos navideños, los expertos en finanzas recomiendan asignar un presupuesto y ajustarte a él. De esta manera entenderás qué compromisos adquirir y cuáles rechazar.

Lo ideal sería ahorrar con tiempo suficiente para tener más opciones, pero si los ingresos salieron de tu control, ¡sí puedes hacer magia con pocos billetes!

Los regalos

Prefiere los intercambios en vez de dar varios regalos. En esta ocasión, está bien declinar algunos y solo participar en el que más te interese y en confianza asignar un monto máximo decoroso para ese regalo.

En tu casa, puedes relajarte y recordar que lo más importante de la época es el amor y la unión familiar, así que tarjetas elaboradas por ti serán tu mejor opción.

¿Has pensado en regalar alguna manualidad en la que eres súper hábil? Tejer, pintar en madera, coser, cocinar. ¡Explota tu creatividad!

Si optas por un intercambio familiar, existe la confianza plena de dar regalos solo para los niños, esto aliviará tu presupuesto.

Aprovecha las ofertas. Si tu mala racha económica comenzó semanas o meses antes de Navidad, puedes comparar precios y comenzar a comprar durante las ofertas cercanas como las del Buen Fin o incluso las del final de verano.

Las ofertas posteriores a Navidad te servirán para el siguiente año, pero si tu presupuesto está demasiado ajustado, no es la mejor opción, esos recursos tienen otra prioridad.

Recicla en envolturas. Usar material reciclado para cubrir tus regalos son tu mejor opción en este momento, prácticamente no necesitarás hacer un gasto extra.

El árbol de Navidad

Si has preferido los árboles artificiales, no compres adornos nuevos, recicla anteriores. Si prefieres los árboles naturales, quizá es momento de hacer una pausa este año y decorar tus macetas o algún árbol de tu jardín.

Decora con creatividad. Y si eres capaz de realizar tarjetas de Navidad hechas a mano o regalar manualidades hechas por ti. ¡Las decoraciones son el mismo boleto! Aquí te dejamos algunas opciones.

¿Y el menú para la cena?

No absorbas todo el gasto tú, lanza la propuesta de que todos apoyen con recursos y esfuerzo. Si todos cooperan con un platillo la comida será suficiente para todos.

La otra opción es cambiar la cena de Navidad por un cóctel navideño; en el que la bebida es el plato principal y los bocadillos o pequeñas botanas el acompañamiento.

Sí es posible tener una Navidad en paz, armonía y con el deseo de usar calzones amarillos en Año Nuevo.

 

Creditos;susanaadiccion.

Categories: Estilo de Vida