Todos sabemos que el consumo excesivo de ciertos alimentos puede poner en riesgo nuestra salud. Estos son los alimentos más peligrosos del mundo.

Tomar demasiada cantidad de azúcar, por ejemplo, puede conducir al deterioro de las cavidades dentales, producirte un hambre descontrolada (el consumo crónico de fructosa provoca resistencia a la leptina, lo que contribuye a que una persona pierda el control sobre su apetito), al aumento de peso, a la obesidad, la diabetes, la esteatosis hepática o hígado graso (es el único órgano que metaboliza la fructosa, de ahí que cuanta más se acumule más esfuerzo necesitará este órgano para metabolizarla), el cáncer de páncreas (pues el consumo exagerado de azúcar es uno de los desencadenantes), la insuficiencia renal crónica, la hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, la gota, la malnutrición o la adicción.

 

De hecho, diversos estudios llevados a cabo con ratas han demostrado que el consumo de una gran cantidad de azúcares provoca adicción en los animales.

El azúcar, es probablemente, el alimento más conocido en la categoría de los potencialmente mortíferos pero, ¿alguna vez te has preguntado cuánta cantidad de muchos alimentos comunes es suficiente para matarte?

Si bien es cierto que algunas cantidades son bastante inalcanzables (pues tendrías que comer 1.100 naranjas para tomar una sobredosis de vitamina C, por ejemplo), sí que encontrarás algunos hallazgos bastante sorprendentes (los resultados acerca de la nuez moscada te impresionarán).

¿Crees que comes sano? Te llamaría la atención de todos los alimentos de uso común que tienen la habilidad de acabar con tu vida. Eso sí, recuerda, que si se consumen de forma equilibrada no tienes nada que temer. Te presentamos una lista con los 25 alimentos que pueden matarte, los más peligrosos del mundo.

  • Naranjas

    Las naranjas son deliciosas y estupendas para la salud, pues tienen una gran cantidad de beneficios como la regulación de la presión arterial, la prevención de la enfermedad renal y la disminución del colesterol. Sin embargo, es morir de una sobredosis de vitamina C. Eso sí, la cantidad necesaria de naranjas es realmente desorbitada e inalcanzable para el cuerpo humano. Harían falta 11.000 naranjas para llegar a este punto, el equivalente a 809 suplementos vitamínicos.

     

  • Aceite de ricino

    Aceite de ricino

    El aceite de ricino proviene de la planta de ricino, que también contiene la ricina, uno de los venenos más potentes que existen. Mientras que el aceite de ricino es conocido por sus beneficios como laxante y para el cuidado de la piel y el cabello, es importante usarlo con precaución. El problema está en las semillas. Solo se necesitan unas 8 semillas para matar a un adulto y o 3 para matar a un niño. Afortunadamente, existen muchas pautas de seguridad para la producción de ricino

  • Ciruelas

    ¿Podemos morir por comer ciruelas? El problema aquí no reside en la fruta en sí misma, sino en sus semillas. Las semillas de las ciruelas contienen compuestos cianogénicos que el cuerpo puede usar para crear cianuro. Tomar una o dos no nos provocará ningún malestar, pero en grandes cantidades podrían provocar graves problemas de salud.

    • Pulpo

      Hablamos de comer pulpo vivo, eso sí. En algunas partes del mundo es costumbre comer pulpo vivo, pero esta práctica puede ser altamente peligrosa ya que las ventosas del animal pueden quedar atoradas en nuestra garganta y causarnos la asfixia.

    • Miel no pasteurizada

      La miel que compramos en cualquier superficie comercial o tienda es correcta porque ha sido pasteurizada. Sin embargo, la miel no pasteurizada puede contener grayanotoxinas, que pueden provocar efectos secundarios como mareos, debilidad y vómitos. En los más pequeños, esto es, en los bebés, la miel no pasteurizada puede ser mortal

    • Raíz de mandioca o yuca

      Esta popular hortaliza sudamericana y africana también se conoce como tapioca o yuca. En su forma cruda, contiene linamarina que puede ser venenosa al digerirla. Por supuesto, secar, cocer y remojar la raíz hace que esta sustancia sea inofensiva, pero si el proceso no se lleva a cabo correctamente, la raíz de la yuca puede ser muy peligrosa.

      Cacahuetes

      Cacahuetes

      La alergia a los cacahuetes es una de las más comunes. Pueden causar anafilaxia. Los síntomas típicos son constricción de las vías respiratorias y dificultad para respirar. Si no se trata, esto puede ser fatal. Hay que tener en cuenta que frutos secos, leche, huevo, frutas o pescados son los alimentos que más alergias provocan.

      • Cerezas

        Las cerezas son una fruta exquisita. Sin embargo, sus semillas, al triturarse producen un veneno: cianuro de hidrógeno (ácido prúsico), que puede ser realmente tóxico.

         

      • Pez globo

        Pez globo

        El pez globo (fugu en Japonés) es considerado un manjar en algunas partes del mundo, sobre todo en el país nipón. Sin embargo, hay que tener gran cuidado durante la preparación, pues este pez es uno de los animales más venenosos del mundo. Así que, si se prepara incorrectamente, puede ser mortal.

         

      • Hojas de ruibarbo

        Hojas de ruibarbo

        Aunque el ruibarbo es un ingrediente idóneo para preparar todo tipo de postres y dulces deliciosos, sus hojas pueden causar problemas respiratorios, convulsiones, insuficiencia renal e incluso la muerte.

         

      • Bayas de saúco

        Bayas de saúco

        Las bayas de saúco suelen emplearse tanto en medicamentos como en refrescos o licores, por ejemplo. Sin embargo, las hojas de saúco no son tan inofensivas. Al igual que ocurre con la ingesta de muchas semillas de cereza, las hojas y los tallos de la planta pueden causar una acumulación de cianuro en el organismo. Todo lo que no sea la propia baya contiene ácido cianhídrico, por lo que puede causar convulsiones y diarrea.

         

      • Albaricoque

        Albaricoque

        Si bien tomar la fruta como tal no entraña ningún peligro, sus semillas contienen cianuro en su interior y si se consumen demasiadas pueden causar la muerte. Lógicamente ingerir 3 o 4 semillas no es peligroso. Solo si se consumen en grandes cantidades y en un corto espacio de tiempo.

Categories: Salud