Ser la hermana mayor implica muchos aspectos, como ser la que está a cargo de los hermanos cuando mamá no está, ser más inteligente, mucho menos problemática, pero también podría significar subir de peso más que tu hermana.

 

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Epidemiology & Community Health en el cual se evaluaban los registros médicos de 13 mil pares de hermanas, las mayores tienen 29% más de probabilidades de tener sobrepeso.

 

Además, 40 por ciento fueron más propensas a la obesidad en comparación con la segunda hermana.

 

Por otra parte, el estudio también encontró que las primogénitas eran ligeramente más grandes al nacer, minuciosamente más altas en la edad adulta y tenían más probabilidades de tener un índice de masa corporal más alto durante el embarazo en comparación con su hermana menor.

 

La explicación para esto, según los científicos, podría deberse a que el suministro de sangre a la placenta durante el primer embarazo de una mujer es menor.

 

Pero también hay una creencia social de que a los primeros bebés les dan más comida.

 

Ni modo, dios da y dios quita, y las hermanas mayores no podíamos tenerlo todo.

Categories: Estilo de Vida