Existen algunos alimentos que aparentemente son saludables, pero la ciencia confirma que tienen mucho más calorías de lo que piensas.

EDULCORANTES

De acuerdo con la nutrióloga Raquel Pérez de León, éstos pueden ser engañosos, pues aunque se traten de sustitutos con menos calorías, el cuerpo los procesa igual que el azúcar natural, es decir, estimulan las ganas de continuar consumiendo alimentos dulces.

Opción saludable: El azúcar mascabado, que es más puro, pero hay que cuidar las cantidades, pues su valor calórico es casi igual que la refinada.

JUGO DE NARANJA

Es delicioso, lo sabemos, pero incluso el que no está procesado, es decir, el natural, tiene un índice glucémico más elevado que una pieza de fruta. En el caso de los envasados también contienen colorantes, aditivos, conservadores y endulzantes artificiales.

Opción saludable: Lo ideal es que prefieras comer una fruta entera en lugar de un vaso de jugo.

RICE CAKES

Se hicieron populares como snacks por su bajo contenido de calorías, mas estas tortitas se elaboran con saborizantes, sal y aceites con valor nutricional escaso. Y aunque sí tienen pocas calorías necesitas comer varias para saciar el hambre.

Opción saludable: Opta por zanahorias o jícamas como bocadillo; su crujido al morderlas calmará tu ansiedad.

GALLETAS SIN AZÚCAR

Suelen parecer una alternativa para comer un postre, pero todo lo que brindan a tu cuerpo son carbohidratos, los cuales se almacenarán en forma de grasa; sin embargo, al ser calorías vacías tendrás hambre al poco tiempo.

Opción saludable: Medio aguacate en una rebanada de pan integral: esto aporta grasa buena y la sensación de saciedad.

ACEITE DE OLIVA

Es buena fuente de grasa saludable, el problema es que mucha gente lo usa para cocinar, y cuando se calienta pierde sus propiedades nutricionales. Opción saludable: Úsalo como aderezo para tus ensaladas, le dará un toque sano y delicioso, y conservará sus valores.

 

Por: Juan Toledo
Categories: Gastronomia