El mundo de Star Wars llega de una galaxia muy, muy lejana para convertirse en la tierra temática más grande jamás creada en un parque de Disney.

Star Wars: Galaxy’s Edge es una aventura por el mugriento planeta Batuu, donde los visitantes podrán construir sus propios androides y sables de luz, interactuar con extraterrestres y subir a la cabina de un enorme Halcón Milenario.

Mientras exploran este mundo de inmersión, no esperen ver a Luke Skywalker ni a Darth Vader, aunque sí algunos rostros como los de Rey, Finn, Kylo Ren y el favorito de los fans, Chewbacca.

Galaxy’s Edge abrirá en el verano en el Disneyland Resort en Anaheim, California, y luego en el otoño en los Hollywood Studios de Disney en Orlando, Florida. Las tierras en ambos parques son casi idénticas y ofrecen una mezcla de puestos de comercio, una cantina e incluso un área arbolada donde luchadores de la Resistencia han montado un campamento.

La entrada está incluida en el boleto del parque, pero crear un sable de luz o comprar un androide modelado en R2-D2 o BB-8 tiene un costo extra.

El presidente de Walt Disney Parks and Resorts, Bob Chapek, dijo que quienes visiten Galaxy’s Edge tendrán interacciones continuas con personajes y elementos de Star Wars, sean los Stormtroopers vociferando órdenes o la animada música de una cantina sucia que sí, sirve alcohol con tema de la saga.

“No pensarás que estás en un parque temático. Cada miembro del elenco actuará como su personaje, la comida y la bebida y el lenguaje serán los de la historia. La mercancía en las tiendas no estará en cajas que digan Disney en ellas. Es muy, muy, muy de inmersión”, dijo Chapek.

Batuu es una región inexplorada de árboles frondosos y capiteles. La tierra también está llena de contrabandistas y comerciantes que esperan evitar la Primera Orden, sucesora del malvado Imperio Galáctico.

Galaxy’s Edge aún está en construcción, pero sus edificios, tiendas y principales atracciones están listas. Ahora el foco está en los “detalles estéticos y asegurar que el equipo funcione apropiadamente”, comentó John Larena, director creativo ejecutivo de Walt Disney Imagineering.

Las oportunidades de selfies abundarán dentro y fuera del “pedazo de chatarra más rápido de la galaxia”, el Halcón Milenario. La nave, que mide más de 30 metros es una réplica exacta de la que aparece en las películas.

Dentro de la cabina, un equipo de seis personas opera la nave durante una experiencia interactiva que, como en el cine, será un poco turbulenta. Un encuentro con luchadores de la Primera Orden pondrá a los visitantes en el papel de pilotos, artilleros o ingenieros de vuelo para asegurar que completen su misión. Mientras otros aguardan su turno, podrán caminar por los pasillos del Halcón o esperar en el área donde R2-D2 jugó con Chewbacca una ronda de Dejarik, una especie de ajedrez holográfico, en la película original.

Además, en una nave espacial estándar, los visitantes hacen de nuevos reclutas de la Resistencia y se van en un viaje. Un holograma de Rey les dará un mensaje antes que suban a sus naves y despeguen de Batuu hacia la órbita. Pero la nave enfrentará problemas: será interceptada por un Destructor Imperial cercano y eso llevará a una batalla culminante contra militares de la Primera Orden.

Aun cuando Skywalker, Vader y Yoda no aparecerán en Galaxy’s Edge, sus sables de luz sí estarán. Los visitantes podrán adquirir sus populares armas o construir las suyas propias: el precio por una empuñadura es de unos 109 dólares y el de la espada de unos 49, según el tipo.

¿Quién no quisiera tener su propio R2? Los visitantes —por un precio no revelado— podrán comprar un androide prefabricado o construir uno en los colores de su preferencia seleccionando las piezas de una cinta transportadora. No sólo son bonitos. Los oficiales del parque dicen que los androides podrán ser controlados por los visitantes.

Galaxy’s Edge será la primera tierra en un parque de Disney que incluirá una aplicación: ayudará a traducir lenguajes de Star Wars y escanear cajas para descubrir lo que contienen. También puede ser usada para interactuar con androides, pantallas, puertas y bebederos.

Con información de Excélsior.

Categories: Estilo de Vida