Si eres de las que pasan horas en la oficina frente a una computadora, esto te interesa. Cambia tu postura y algunos malos hábitos para mejorar tu salud. Hablamos con una experta y esto es lo que nos aconseja hacer. Sigue leyendo…

Largas horas sentadas frente a una computadora es una situación por la que pasamos la mayoría en oficinas todo el día, todos los días. Y la razón de sufrir diversas clases de molestias de espalda y cuello.

Todas ocurren por el cúmulo de horas en una misma posición y aunque el cuerpo se va adaptando a ella, esto puede provocar posteriormente afectaciones que podrían considerarse como “dolores de cabeza” ya que llegan a incapacitarnos de nuestras actividades diarias. Veamos el porqué de esto…

Hablaremos de las estructuras y de los músculos más afectados. Empecemos por el cuello que estará flexionado y llevando a la cabeza a mantener una posición hacia abajo en dirección a la pantalla, esto principalmente ocasionará tensión en los músculos trapecios que podríían ser los culpables de dolores de cabeza.

Se le suma la postura de la espalda media en curva dando una apariencia jorobada lo cual pondrá mayor presión intraabdominal en vísceras provocando que la digestión no sea la ideal (de ahí los problemas de estreñimiento) y esta posición hipercifófica (joroba) se puede fijar por la adherencia o menos movilidad del músculo diafragma que está a su vez íntimamente ligado con el psoas que es el principal flexor de cadera (llevar la pierna hacia el pecho); además de que justamente este músculo en particular se mantendrá constantemente acortado o flexionado haciendo que la pelvis se dirija hacia una anteversión (posición de sacar pompa) pero en especial esta situación dará lugar a una famosa lumbalgia que se podría convertir en algun momento en una constante piedra en el zapato.

Los músculos de las piernas, en especial los isquiotibiales (la parte detrás del muslo), serán menos elásticos dando lugar a una postura aún más jorobada y acentuando los problemas o dolores de espalda baja y/o cuello. Otro de los puntos a considerar es evitar la fatiga muscular y la tensión en las vertebras.

La postura co rrecta debe acomodar las tres curvas de tu columna. La curva lumbar debe estar lo más próxima al respaldo de la silla así como la curva dorsal (media espalda) debe estar apoyada cómodamente contra el respaldo. Esta posición alinea la parte superior de tu cuerpo para que la curva cervical sostenga tu cabeza naturalmente erguida.

Puedes lograr esta postura y evitar el dolor de espalda al estar en posición vertical o reclinada y al no cruzar tus piernas para distribuir tu peso de forma pareja.

AQUÍ TRES RECOMENDACIONES PARA EVITARLO

Ajusta la relación silla, pantalla, escritorio. La pantalla debe estar a la altura de los ojos. Ten un soporte o escalón donde subir los pies para disminuir la curvatura de la espalda baja.

Realiza una sesión de estiramientos. 5 minutos te ayudarán a relajar los músculos y evitar las molestias en cuello y espalda principalmente. Mantén el estiramiento por lo menos de 10 a 30 segundos de ambos lados.

Cambia de posición. Por lo menos hazlo de sentada a parada cada hora para evitar mantener la postura nociva anteriormente mencionada. Esto disminuirá la posibilidad de dolores postulares.

Si ya tienes molestias y persisten a pesar de realizar estos cambios, no dudes en consultar a un fisioterapeuta y osteopatía capacitado a quién podrá ayudarte a tratar este tipo de lesiones.

Categories: Cuidado Personal