A un joven le sobra libido y experiencia, y uno mayor busca nuevas aventuras.

Si le preguntas a un hombre de más de 40 años si tiene el mismo deseo sexual que cuando estaba en sus años 20, puede ser que su respuesta te sorprenda.

Los sexólogos coinciden en que existen tres edades sexuales en el hombre, que comienzan a los 15 años y terminan a los 70.

Durante cada una, el apetito sexual persiste pero no se vive con igual intensidad. Un adolescente tiene en contra la falta de experiencia y a su favor el exceso de energía, y uno maduro busca saciar sus ganas con nuevas aventuras.

Ventajas de tener sexo con un hombre maduro:

1. Goza de una mayor experiencia y pone todo su empeño en demostrarlo

2. Saben intuir, por su experiencia, qué cosas son las que pueden conmover tus sentidos

3. Suele tener una pareja estable y se esfuerzan por complacerla

4. Saben muchos detalles de ti aunque nunca se los hayas mostrado

5. Respetan tu cuerpo y no te harán preguntas

Según la psicóloga experta en relaciones de pareja, Ana Carrión, la diferencia sexual entre el hombre joven y el hombre maduro es el juego previo. “Los de menos edad es como que lo hacen con desesperación por saciar sus ganas mientras que los otros se dedican buena parte de su tiempo en la seducción y esto es muy valorado porque sale de los encuentros fugaces”.

No obstante, también un hombre maduro es más propenso a ser infiel, ya que busca a otras mujeres para salir de la rutina y hacer con ella lo que no se atreve con su esposa. También es seducido por las jóvenes, que buscan una pareja cariñosa e independiente.

En cuanto al rendimiento sexual de un hombre mayor, existe un mito que tiene que ver con la falta de erección. Si es el caso, los avances farmacéuticos y en psicología permiten devolverle la autoestima y confianza perdida.

Por último, la edad no disminuye el apetito sexual, lo que lo reduce es el tipo de vida que lleva una persona. Claro está que no es lo mismo practicar algún deporte y comer saludable que tener estrés e ingerir comida chatarra.

Antes de que te decidas a elegir a uno o a otro, recuerda este dicho popular: “El mejor amante es aquel que toca tu corazón sin siquiera quitarte la blusa”.

Creditos;soycarmin.

Categories: Estilo de Vida