La clara de huevo es uno de esos ingredientes que podrían catalogarse como “mágicos”. Además de ser proteína pura, prácticamente es un coctel de vitaminas y minerales (selenio, magnesio, calcio, fósforo, cobre, zinc, hierro, riboflavina) que además de ayudar a tu organismo también le aporta beneficios a tu piel.

Si aplicas una mascarilla casera, notarás cómo tu rostro se tensa de inmediato. Es por eso que en los últimos tiempos, cuando se ha utilizado más en la industria cosmética, se conoce como el nuevo bótox.

La diferencia es que además de ser natural, no tendrás que gastar miles de pesos para notar resultados. ¿Quieres saber cómo preparar esta increíble mascarilla?

Necesitas:

1 clara de huevo
1 cucharadita de aceite de oliva
1 cucharada de miel

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes y aplica sobre tu rostro limpio evitando el contorno de ojos y labios. Dejar actuar durante 15 minutos y enjuaga con agua fría. Ponte tu crema hidratante habitual para finalizar.

Úsala dos veces por semana  y al poco tiempo verás y sentirás tu piel tonificada, con menos arrugas, bolsas, ojeras y hasta imperfecciones. ¡Garantizado!

Creditos;ActitudFem.

Categories: Cuidado Personal