La modelo ha querido sincerarse con sus seguidores y hablar de las imperfecciones de su piel.

Las vemos siempre ideales en sus selfies de Instagram, en portadas de revistas, sobre la ‘red carpet’… y acabamos asumiendo que los rostros de las modelos son perfectos por naturaleza, pero Kendall Jenner ha querido sincerarse y contar que no siempre es así. Durante este fin de semana, Kris Jenner publicaba un vídeo en Instagram anunciando que su hija tenía un “gran secreto” que contar.

En él, aparecía Kendall diciendo: “Cuando tenía 14 años no podía llegar a toda la gente que puedo llegar ahora. Ahora tengo 22 años, puedo hablar a muchas personas y estar ahí para ayudarlas. Yo pasé por eso, soy una persona normal y te entiendo. Y quiero intentar ayudar”.

Y después de un día de intriga y muchas teorías conspiratorias para intentar adivinar qué es lo que la modelo quería contarnos, nos encontramos con la respuesta en Twitter. La modelo se ha convertido en la nueva imagen de Proactiv, marca de cosméticos especializados en el tratamiento de acné.

Todo comenzó en la gala de los Globos de Oro de 2018. Kendall apareció luciendo un precioso vestido sobre la alfombra roja, pero las miradas de la gente se centraron en sus granos y marcas de acné. “Recuerdo entrar en Internet y ver todas las cosas horribles que la gente estaba diciendo sobre mí y mi piel, pero después lei unos tuits de gente que decía que estaba orgullosa de mí [por mostrarme tal y como era]. Eso me llenó de energía, pero al mismo tiempo quería librarme del acné”.

Video insertado

La modelo ha asegurado que los productos de Proactiv la han ayudado con las imperfecciones de su piel y, además, de esta manera también ha querido romper una lanza a favor de normalizar el acné en personas de todas las edades.
por:cosmo.
Categories: Cuidado Personal