La actriz se ha despachado a gusto de las dos películas más icónicas de su carrera. De ‘Notting Hill’ ha dejado claro lo poco que le gustó el guion la primera vez que lo leyó.

No te hagas la dura, cuando un domingo cualquiera haces ‘zapping’ y te topas con la enésima emisión de ‘Pretty Woman’, la dejas. La dejas como la dejamos el resto de los mortales, porque es un clásico y porque hemos crecido con ella y su banda sonora. Julia Roberts y su engatusadora sonrisa tiene mucha culpa de esto.

Eso sí, la ‘novia de América’ parece que no guarda un recuerdo actual tan gratificante de la película que la lanzó a la fama mundial. No es que la odie, es que ha hecho una reflexión que nos conviene evaluar.

image

Roberts durante la última gala de los Premios Oscars.

GETTY IMAGES

Durante una reciente entrevista con el diario británico ‘The Guardian’, la actriz no ha tenido pelos en la lengua a la hora de reconocer que sus dos películas más taquilleras (la susodicha y ‘Notting Hill’) son también clásicos que hoy en día no tendrían la misma aceptación en las salas de cine. Y eso nos ha dolido un poquito, pero la entendemos.

En el momento del estreno, la joven intérprete tenía 23 años, y aunque el icónico papel de prostituta que encarnaba a Vivian fue rechazado por otras ocho actrices —que hoy en día se tirarán de los pelos—, a Roberts le valió una nominación a los premios Oscars en 1990. Pese a eso, no titubea al afirmar: “No creo que se pudiera hacer esa película hoy en día”, y explica: “Existen muchas cosas que podrían ser problemáticas, aunque eso no quita que la gente pueda seguir disfrutando de ella”.

image
GIPHY

Principalmente, a lo que Julia se refiere es a la idea apolillada de que un millonario con buenos sentimientos (en este caso el bueno de Richard Gere) decida salvar a una prostituta de la calle y la colme de oro y riquezas a cambio de que ésta le entregue su vida sin pensarlo dos veces. Un debate con tono feminista que levantaría alguna que otra ampolla, lejos de que funcionase o no en taquilla.

Asimismo, también ha tenido unas palabras para ‘Notting Hill’, la comedia romántica que protagoniza con Hugh Grant en 1999: “No quería hacer la película, el enfoque me parecía horrible. ¿Interpretar a la estrella de cine más importante del mundo que se enamora de un librero? ¡No!”. Por suerte, más tarde conoció al director y al resto del equipo encargado, y parece que entró en razón. Hizo bien, los beneficios del filme fueron nada más y nada menos que de 321 millones de euros.

por:cosmo.

Categories: Tendencias