Esta italiana nanogenaria partió hace unos días a Kenia para pasar las próximas semanas de su vida trabajando en un orfanato.

Nunca es demasiado tarde para vivir experiencias nuevas e Irma es la prueba de ello. Esta anciana de 93 años ha decidido pasar las próximas tres semanas ayudando a los demás. En concreto, trabajando en un orfanato. El 19 de febrero partió a Kenia desde el aeropuerto de Milán-Malpensa. Su nieta contó la historia a través de Facebook y pronto se hizo viral. Al igual que la protagonista del vídeo que te enseñamos a continuación, Irma ha decidido que la edad no es ningún impedimento para intentar que el mundo sea un lugar un poquito mejor.

 

«Esta es mi abuela Irma, 93 años que se fue esta noche a Kenia. No a una aldea turística con todo hecho, sino a un pueblo de niños, a un orfanato. Os la muestro porque creo que todos debemos mantener siempre un poco de inconsciencia para vivir y no para sobrevivir. Miradla… ¿pero quién la detiene? Yo la amo», escribió Elisa Coltro en su perfil de Facebook junto a las fotos de su abuela Irma.

Tras hacerse viral, se ha podido saber un poco más sobre la vida de Irma. Según sus familiares, se quedó viuda a los 26 años y crió a sus tres hijos ella sola. Además, explicaron que Irma llevaba mucho tiempo apoyando al orfanato en el que ahora está trabajando, que fue fundado por un misionero italiano. Tras haber ayudado en la distancia, finalmente se decidió a acudir en persona. No obstante, no ha ido sola, sino que le ha acompañado su hija, la madre de Elisa Coltro. Su vuelta está prevista en marzo, pero Elisa no descarta que su valiente abuela quiera volver más adelante. Mujeres luchadoras y fuertes como ella nos demuestran que todo es posible.

 

Categories: Estilo de Vida