Si piensas que el universo que creó J. K. Rowling es increíble, con este dato sobre el quidditch vas a creerlo aún más.

Los fans de Harry Potter estamos disfrutando mucho con la llegada de todas las películas a Netflix. Poder verlas y recordar lo que nos hacían sentir entonces (la primera se estrenó en el año 2001, ojo ahí), es maravilloso. Y, así, con la madurez y experiencia que nos ha dado la vida (claro que sí), podemos caer en la cuenta de pequeños detalles que pasamos por alto antaño.

Probablemente, también te habrá pasado con otras series o películas: ¿has detectado los diálogos homófobos que se generan en algunos capítulos de Friends? Pero con Harry Potter resulta ser algo positivo. Quizás no te fijaste o, más bien, no entendiste la importancia que tiene que los equipos de quidditch sean mixtos. Son chicos y chicas los que conforman todos los teams de las diferentes casas, así como los que aparecen en el cuarto libro, durante el mundial. Y, ¿qué relevancia tiene esto? Básicamente, la ejecución de la inclusión en el deporte, que no existe en el mundo real, así como la ruptura de roles de género. Tanto chicos como chicas pueden pasar las pruebas para pertenecer al equipo, simplemente porque cumplen con los requisitos que se esperan de sus puestos.

 

J. K. Rowling se inventó en los 90 un deporte inclusivo no heteronormativo y, encima, muy original. ¿Cómo de adelantada a su tiempo es esta autora?

image
GIPHY

Además, curiosamente, el quidditch se practica –aunque no oficialmente–, en el mundo real. (Existe una Asociación de Quidditch en España y no podemos ser más fans de esto). Y el quidditch muggle no solo no distingue entre sexos, sino que va un poco más allá: es LGTBI+ friendly y, en las inscripciones, puedes definirte como género masculino, femenino, no binario o agénero, una inspiración para que muchos otros deportes tomen nota.

¡Brava J. K. Rowling!

 

por.cosmo.

Categories: Tendencias