No seas una de las 10 personas que se muere cada hora porque le falló el corazón.

Todos sabemos de alguien que tuvo un infarto pero, ¿qué es en realidad? Vayamos por partes. Imaginemos que nuestro organismo es un campo de cultivo que necesita regarse constantemente y que lo hace a través de tuberías, cuando estas se dañan o se tapan, el cultivo muere.

Las tuberías de nuestro cuerpo son los vasos sanguíneos. Estos van obstruyéndose con el tiempo, pero si se tapan por completo, la sangre no llega a los tejidos de órganos como el corazón o el cerebro. esto provoca que una parte de ellos muera, y eso es un infarto. Los vasos sanguíneos pueden taparse por varias razones:

-Por las sustancias que circulan en su interior, como las grasas, de ahí tan importante traer súper bien controladito el colesterol.

-Como consecuencia de enfermedades crónicas, como diabetes o hipertensión.

El infarto cardiaco y el evento vascular cerebral son enfermedades cardiovasculares (ECV) y en México son la primera causa de muerte en adultos.

AQUÍ ESTÁ EL RIESGO
Los siguientes factores aumentan las posibilidades de tener un infarto cardiaco o una enfermedad vascular cerebral (como la que le dio a Gustavo Cerati):

  1. Tener hipertensión arterial, porque los vasos sanguíneos no se relajan y se contraen todo el tiempo, incluso en situaciones de reposo.
  2. Fumar, porque disminuye la capacidad de los vasos sanguíneos para relajarse, provocando que a la sangre se le dificulte llegar a los tejidos. Cuando estás expuesto al humo del tabaco o eres fumador pasivo, corres el mismo riesgo.
  3. Tener diabetes es uno de los mayores factores de riesgo cardiovascular, porque equivale a 15 años de envejecimiento. Un paciente diabético tienen un riesgo cardiovascular de 2 a 8 veces mayor que un paciente que no la padece.
  4. Tener grasas altas en la sangre o colesterol elevado, especialmente el denominado Colesterol-LDL, porque está directamente relacionado con la predisposición a un infarto cardiaco o a la muerte cadiovascular.
  5. El alcohol, porque las grasas se metabolizan anormalmente en la sangre, lo que ocasiona que los vasos sanguíneos se vayan obstruyendo.6. El estrés, la ansiedad y la depresión son factores de riesgo.

 

¿Qué debo hacer?
Si los últimos 20 años le has dado gusto al gusto y no has cuidado tus tuberías ni tantito, nunca es tarde para remediarlo. Es hora de cuidar lo que comes.

Más:
Frutas y verduras
Frijoles
Nueces
Granos enteros
Pescados (al menos dos veces por semana)

Menos:
Sal
Carnes rojas
Carnes procesadas
Azúcar refinada
Lácteos

Ponle más fibra natural a tus comidas, más vitaminas y súmale antioxidantes como café, chocolate oscuro y vino tinto. Claro, en pequeñas cantidades. Y no olvides, bajar de peso (si lo necesitas=, hacer ejercicio, dejar de fumar, seguir tus tratamientos, informarte y sobre todo, visitar a tu doctor.

por:Moi

Categories: Salud