La moneda mexicana logró mantenerse a flote este martes al avanzar 0.05%, dentro de un contexto caracterizado por temores derivados a un menor crecimiento económico a nivel global.

El peso mexicano resistió este martes el embate de la venta de activos de mayor riesgo, reflejada principalmente en los mercadosaccionarios, como respuesta a la expectativas de un ‘enfriamiento’ en el crecimiento económico global.

El dólar interbancario cerró en 19.1705 unidades, de acuerdo con datos publicados por el Banco de México. En el día, el peso logró avanzar 0.05 por ciento.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 19.45 unidades, cifra menor a las 19.50 unidades reportadas el lunes como cierre por Citibanamex.

El tipo de cambio del peso con el dólar tocó este martes un máximo de 19.242 unidades, mientras que el mínimo se alcanzó en 19.1028 unidades, en el mercado de mayoreo.

El avance del peso fue marginal, aunque suficiente para romper con una racha negativa de tres sesiones consecutivas en terreno negativo, en donde había acumulado una depreciación de 1.4 por ciento.

La jornada se caracterizó por una fuerte volatilidad y nerviosismo provocados por la mayor aversión al riesgo prevaleciente en el contexto externo.

Los participantes del mercado se mostraron a la defensiva debido a las expectativas de un bajo crecimiento económico global, a la falta de resultados en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, así como por el incierto panorama en torno al Brexit.

El índice que mide el desempeño del billete verde frente a una canasta de diez divisas baja 0.02 por ciento.

Las preocupaciones por el desempeño de la economía norteamericana se mantuvieron este martes en el ‘radar’ de los participantes del mercado, luego de la publicación de cifras del sector inmobiliario.

En Estados Unidos se reportó que las ventas de casas usadas registraron una sorpresiva caída de 6.4 por ciento en diciembre, muy por debajo del retroceso del 1.5 esperado, de acuerdo con una encuesta levantada por Bloomberg.

En otro frente, el mercado petrolero profundizó las pérdidas, situación que también presionó a la baja al peso mexicano.

El precio del crudo tipo West Texas retrocedió 2.29 por ciento, a 52.57 dólares por barril, mientras que el tipo Brent cayó 1.98 por ciento, a 61.50 dólares.

En lo interno, destacó que en la subasta para renovar el vencimiento de coberturas cambiarias, a un plazo de 92 días, la demanda fue de mil 340 millones de dólares, superior en 4.47 veces a los 300 millones ofrecidos.

El tipo de cambio presenta un soporte entre 18.80 y 18.70 unidades en el mercado de mayoreo. En tanto, la resistencia se ubica en 19.50 unidades.

Categories: Finanzas