La historia de Bailey Cooper, es por mucho, una historia que no solo nos enseñará a valorar la vida, sino a aferrarnos a las cosas que más amamos.

 

Este pequeño fue diagnosticado con cáncer en la etapa 3, lo que significó que su enfermedad ya era muy avanzada para alcanzar la cura y el tratamiento que pudiesen darle lo mantendría con vida solo por algunos meses, y aunque muchos pudieran pensar que fueron pocos, para él fueron más que suficientes, pues logró conocer a su hermanita que venía en camino.

 

En entrevista para el New York Post, su madre habló de la determinación de su hijo para conocer a su hermanita, Millie, de quien también eligió el nombre poco tiempo antes de fallecer.

 

Mientras que su padre dijo que los doctores aseguraron que Bailey se iría sin conocer a su hermana menor, lo que no sucedió.

 

Sin embargo, en cuanto Millie llegó al mundo, las fuerzas de Bailey comenzaron a desvanecerse, no sin antes haberla bañado y cantado con ella.

 

Pasaron algunos días, se acercaba Nochebuena, y sus padres lo motivaron a escribir su lista de regalos y lo hizo; sin embargo, eran juguetes que él sabía que deseaba su otro hermano y sus padres lo notaron de inmediato.

 

 

news.com.au

@newscomauHQ

This little boy fought terminal cancer long enough to meet and name his newborn baby sister and told his devastated parents: “You’re only allowed to cry for 20 minutes.”http://bit.ly/2FkAotT 

60 personas están hablando de esto

 

 

Y fue cuando su abuela le dijo que prefería ser ella la que abandonara el mundo, y así dar su vida por él, que sorprendieron las palabras de Bailey: “Eso es muy egoísta abuela, tienes nietos que cuidar”.

 

Por si fuera poco, fue él mismo quien planificó su funeral al cual pidió que todos los asistentes debieran ir vestidos de superhéroes.

 

Fue el 24 de diciembre cuando llegó el día de la despedida, pero él no quería irse sin antes pedirle a sus padres que solo lloraran 20 minutos por él, pues no se valía llorar más ya que debían hacerse cargo de sus hermanos.

 

A las 11:45 Bailey dio su último suspiro tomado de la mano de sus papás, quienes le dijeron con todo el amor del mundo que era tiempo de irse.

 

Descanse en paz, el superhéroe Bailey.

Categories: Salud