El tiempo pasa volando, en cuestión de ratos se nos pasa la vida y dejamos de hacer tantas cosas que ya de viejos no podremos hacer.

Por eso es tan importante VIVIR y DISFRUTAR, pues de lo contrario, además de ser ancianos estaremos perdidos entre memorias tristes.

Y capaz ahora no lo ves, pero en algunos años tal vez te preguntarás ¿Por qué no lo hice? ¿Por qué no me arriesgué? ¿Por qué no lo dije?.

Y un sinfín de preguntas más que vendrán a nuestra mente cuando ya no podemos retroceder el tiempo para ejecutar algunas acciones e ideas.

Si estando jóvenes quizás nos preocupamos más por amar, por observar, por detallar, por pensar, por decir las cosas, por no callar lo que sentimos.

Por atrevernos, por aventurarnos, por cuidar nuestro cuerpo, entre otras cosas, viviríamos intensamente, y probablemente seríamos viejos pero felices.

Pero, ¿Qué es lo que ocurre?

Simplemente, no lo hacemos. Nos dejamos llevar por las situaciones del día a día, pensamos que luego habrá un momento.

Pero no imaginamos que ese momento es ahora, y que si lo dejamos pasar capaz no sea nunca.

Allí es cuando florece el arrepentimiento, comenzamos a reflexionar sobre las cosas que no hicimos por estar atados siempre a lo mismo y olvidamos que la vida se va, lo cual rápidamente desencadena en nosotros un sentimiento de depresión.

En este artículo te aconsejamos qué hacer para que no te conviertas en un viejo malhumorado y puedas disfrutar de esas lindas cosas que nos pone la vida ante los ojos:

También Puedes Leer  Dile adiós a el dolor en tu columna, espalda y rodillas, solo tienes que consumir estos frutos y adiós dolor.

Conoce otros lugares: Ya es hora de que salgas de casa y te relajes un poco. Sal a conocer gente y culturas diferentes, pasea por otras ciudades y disfruta lo bonito de otras costumbres.

No te ates al trabajo y al ahorro, porque cuando llegue el momento el dinero se te irá en otras “prioridades”. Aunque digas que el Chichén Itzá siempre estará allí, no lo dejes pasar. ¡Esta es tu oportunidad!

Aprende otro idioma: Tienes un montón de canciones favoritas, pero ni siquiera sabes qué es lo que dicen. Es tu momento de comenzar, inscríbete hoy mismo en un curso, no creas en falsos mitos de que “Loro viejo no aprende a hablar”. Enfócate y podrás.

Deshazte de personas tóxicas: Existen personas que siempre te desalentarán, te dirán que no puedes o que no sirves para tal cosa. Aléjate de esas malas energías, a la larga no te servirán para nada. 

Utiliza protector solar: A veces creemos que somos invencibles, pensamos que el sol sólo es vida, luz y calor… no te equivoques, de viejo sólo serán arrugas, manchas y complicaciones ¡Protégete!.

Disfruta los conciertos de tus artistas favoritos: Cuando llegue el momento conoce a ese artista del que siempre has sido fanática. Enloquece mientras cantas sus canciones en vivo. Tal vez, después, será más difícil lograrlo. 

Aleja el miedo de ti: Rechaza el miedo, éste sólo es un factor paralizante. Simplemente arriésgate, si algo sale mal por lo menos lo intentaste. Si no estarás toda tu vida pensando en qué hubiese ocurrido si tan sólo hubiera sucedido.

Sé tú mismo: Qué importa lo que digan las modas, las tendencias o los estilos, haz la propia versión de ti mismo. ¡Libérate de esos estereotipos! 

También Puedes Leer  El cáncer se desarrolla en un ambiente ácido. Haz esto rápidamente para que tu cuerpo sea lo más alcalino posible!!!

Sé feliz: No pases todos los años de tu vida lamentándote sobre las cosas que no hiciste. Busca el trabajo que más deseas, cásate con el hombre al que ames, cómprate ese carro que tanto imaginaste, decora tu casa como más te gusta. No lo dejes sólo en la imaginación.

Expresa que amas: Manifiéstale un “te amo” a tus familiares, esposo, compañeros y amigos, créeme que nunca estará de más.

No te preocupes por la opinión de los demás: Al diablo el qué dirán, haz lo que te dicte tu corazón. Al fin y al cabo tu no comes por lo que digan los demás.

Agradece cada cosa: Todo ocurre por una razón, si no fue como lo planeaste es porque un mejor destino vendrá para ti. No te lamentes si no se dio como quisiste, te aseguramos que de todo lo que crees negativo nace algo positivo.

No te quejes tanto: Tienes una vida, tienes salud y felicidad ¿qué más quieres? Deja de quejarte porque no te gusta la forma de tu cabello, o porque te salió un barrito el día antes de tu cumpleaños, o porque se rompió tu camisa favorita, al menos cuentas con un cuerpo sano.

Aparta el rencor de tu camino: Éste sentimiento tan negativo sólo envenenará tu alma, no pierdas el tiempo aferrándote al pasado. Déjalo ir. 

Pregúntale a tus padres y abuelos lo que deseas saber: No te quedes con las dudas. Ellos nunca se cansarán de contarnos sus historias, sólo indaga antes de que se acabe el tiempo. 

También Puedes Leer  Corea del norte le propone algo a México

Comparte más con tus hijos y familiares: A veces el ritmo de nuestra vida, los problemas, el trabajo y el dinero, nos alejan de nuestros seres queridos. Eso es enfermizo, luego cuándo tendrás tiempo de ver crecer a tus hijos o de compartir momentos maravillosos con esas personas que tanto te aman. No lo dejes para el lamento, vive y disfruta de ellos, así tendrás lindos recuerdos.

¿Ya leíste estos consejos? Pues ahora, haz lo que quieras antes de que se convierta en “lo que hubieses querido”, así tendrás algo de que reír cuando seas viejo, y no de qué lamentarte.

por:familiasalud.

Categories: Estilo de Vida