Tartamudear es una condición de la comunicación humana que limita el flujo elocuente del habla.

“Yo tartamudeo desde los seis años y en verdad es una condición muy complicada donde las personas vemos cómo nuestra vida es marcada negativamente y por esta razón estoy creando conciencia sobre todos los detalles de la tartamudez”, nos explica Jorge Garza González, representante de la Asociación Internacional de la Tartamudez.

De acuerdo con especialistas de la Clínica Mayo, “el diagnóstico debe ser realizado por un profesional de salud capacitado en la evaluación y tratamiento de niños y adultos con trastornos del habla y del lenguaje (logopeda). El logopeda observa el habla del niño o del adulto en distintos tipos de situaciones”.

“Este jueves 21 de febrero tendremos una plática gratuita, a las 9 de la noche, en la Ciudad de México donde abordaremos todos los datos importantes sobre la tartamudez y cómo podemos controlarla. Yo lo he logrado a partir de un curso y mucha práctica. La tartamudez no tiene cura pero si se puede controlar”.

Esta conferencia se llevará a cabo en el Hotel Principado, ubicado en la calle de Londres 42. Col. Juárez, Alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México. Informes: 55-5533-2944

¿Qué hacer?

Después de que el logopeda realiza una evaluación exhaustiva, puede tomarse una decisión acerca de cuál es mejor enfoque del tratamiento.

Existen varios enfoques diferentes para tratar a los niños y a los adultos que tartamudean. Un método —o una combinación de estos— que resulta efectivo para un paciente puede no serlo para otro, debido a que los problemas y las necesidades varían según la persona.

Es posible que el tratamiento no elimine el tartamudeo por completo, pero puede enseñar técnicas que ayuden a:

• Mejorar la fluidez al hablar.
• Lograr una comunicación eficaz.
• Participar plenamente en la escuela, el trabajo y actividades sociales

Estos son algunos ejemplos de enfoques de tratamiento —no están presentados según el grado de efectividad—:

Terapia del habla. La terapia del habla te enseña a reducir la velocidad del habla y a detectar cuándo tartamudeas. Al principio, es posible que hables demasiado lento y en forma pausada, pero, con el tiempo, podrás lograr un patrón del habla mucho más natural.

Dispositivos electrónicos. Existen varios dispositivos electrónicos disponibles para mejorar la fluidez. La recepción retrasada del sonido hace que tengas que disminuir la velocidad del habla; de lo contario, el discurso se escuchará distorsionado a través de la máquina. Hay otro método que imita el habla para que suene como si hablaras al unísono con alguien más. Hay algunos dispositivos electrónicos pequeños que se llevan puestos durante las actividades cotidianas. Pídele a un logopeda que te oriente en la elección de un dispositivo.

Terapia cognitiva conductual. Este tipo de psicoterapia te puede enseñar a identificar y a modificar las formas de pensamiento que podrían empeorar la tartamudez. También te puede ayudar a resolver los problemas de estrés, ansiedad o autoestima relacionados con este trastorno.

Interacción padres-hijos. La participación de los padres en la práctica de técnicas en el hogar es fundamental para ayudar a los niños a afrontar la tartamudez, en especial, con algunos métodos. Sigue las pautas del logopeda para determinar cuál es el mejor enfoque para tu hijo.

Con información de Clínica Mayo y Asociación Internacional de la Tartamudez

Categories: Tendencias