Es normal volverse adicto al trabajo.Muchas veces estamos tan metidos en nuestro día a día laboral, que nos olvidamos de vivir un poco fuera del trabajo. Esto puede resultar en mal genio, depresión e incluso mala salud, por lo que si sientes alguna de estas cuidado, puedes estar siendo absorbido por tu vida laboral.

¿Pero cómo solucionarlo?¿Cómo establecemos la línea correcta entre el trabajo y la vida personal? Si a ti también te esta costando trabajo este balance, te damos las bases de cuando prestar atención, como tomar medidas en el asunto y en qué punto para que estés sana mental y fisicamente, un estilo de vida saludable es esencial para hacer frente al estrés y lograr el equilibrio entre trabajo y vida. Intenta:

  • Establecer límites: No se puede fabricar tiempo. Si no estableces límites, entonces el trabajo u otras obligaciones pueden dejarte sin tiempo para las actividades y relaciones que disfrutas.
  • Come sanamente
  • Toma agua

También puedes considerar estas ideas:

Lleva un registro de tu tiempo. Presta atención a tus tareas cotidianas, tanto las actividades relacionadas con el trabajo como las personales. Decide qué es necesario y lo que más te satisface.

Administra tu tiempo: Evita o delega las actividades que no disfrutes o no puedas hacer; o comparte tus preocupaciones y posibles soluciones con tu jefe o con otros. Atiende lo que sea urgente hacer y deja lo demás de lado.

Haz una lista: Marca los eventos familiares en un calendario semanal, y mantén una lista diaria de tareas en el hogar y en el trabajo. Tener un plan te ayuda a mantener tu enfoque.

Aprende a decir que no: Recuerda que está bien decir respetuosamente no. Cuando dejes de aceptar tareas por culpabilidad o por un falso sentido de obligación, tendrás más tiempo para actividades que te sean significativas.

Deja el trabajo en el trabajo: Con la tecnología para conectar a cualquier persona en cualquier momento desde prácticamente cualquier lugar, puede ya no haber una separación entre el trabajo y el hogar a menos que tú la establezcas. Toma una decisión consciente para separar el tiempo de trabajo del personal.

Reduce el acceso al correo electrónico: No revises tu correo electrónico más de tres veces al día,  cerca del mediodía; a media tarde y antes de anochecer. Si lo primero que haces en la mañana es acceder a tu correo electrónico, tiendes a enfocarte y a responder a los problemas de otras personas en lugar de ser proactivo acerca de tus propias necesidades.

*Con información de The Mayo Clinic.

Categories: Estilo de Vida