En 2018 la lista “The Dirty Dozen”, elaborada por Enviromental Working Group (EWG), una organización ecologista norteamericana, realizó el análisis de los doce alimentos más contaminados por pesticidas. El ranking fue encabezado por las fresas, espinacas y nectarinas. El informe se realiza anualmente.

Los pesticidas, según la definición de la OMS, son productos químicos que se utilizan en la agricultura para proteger los cultivos contra insectos, hongos, malezas y otras plagas.  Sin embargo, los plaguicidas también son potencialmente tóxicos para los seres humanos. Existen tres tipos: herbicidasinsecticidas y fungicidas.

“EN EL MUNDO SE UTILIZAN MÁS DE 1,000 PLAGUICIDAS PARA EVITAR QUE LAS PLAGAS ESTROPEEN O DESTRUYAN LOS ALIMENTOS”, OMS. 

BICARBONATO DE SODIO CONTRA PESTICIDAS

Un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry encontró una alternativa para aquellos que gustan y realizan limpieza adecuado a sus alimentos: bicarbonato de sodio.

Una solución de bicarbonato de sodio y agua puede eliminar incluso más pesticidas que el agua sola, siempre que tenga más de un minuto de sobra. En los experimentos, las manzanas Gala que se dejaron remojar en bicarbonato de sodio durante ocho minutos redujeron significativamente los residuos de pesticidas en la superficie y, a los 12-15 minutos, prácticamente no quedaron pesticidas. Esto se debe a que el bicarbonato de sodio puede ayudar a degradar los dos tipos de pesticidas utilizados en este estudio, el tiabendazol –– compuesto químico con propiedades fungicidas –– y el fosmet –– un insecticida –– .

Resultado de imagen para pesticidas gif

Cabe recalcar que, incluso después del largo tiempo de remojo, existieron algunos pesticidas a los que no logró llegar el bicarbonato de sodio. El tiabendazol y el fosmet, como muchas otras sustancias, se filtran en la cáscara (piel) y la carne del producto al que se aplica. Hay un límite superior a la cantidad que la fruta puede absorber, y que no saldrá con el lavado.

Es posible que otros productos químicos no reaccionen de la misma manera, por lo que esta solución no es una garantía de un refrigerio sin pesticidas. Sin embargo, el estudio recalca que es mucho mejor que otras alternativas.

Evita el agua caliente. Mejor lavar con agua fría.

LA COMPRA ORGÁNICA PUEDE AYUDAR, AUNQUE NO MUCHO

Si esperas evitar estos químicos por completo, tendrás que mirar más allá del pasillo orgánico. Los productos cultivados en condiciones orgánicas aún pueden tener estos químicos, es solo un conjunto diferente y supuestamente menos tóxico. Pero aún son productos que pueden filtrarse en la fruta a través de su cascara o incluso pueden ser absorbidos por la carne o pulpa a través del suministro de agua.

ConinformacióndePopularScience.

Categories: Salud