A veces sucede que despertamos de mal genio por las mañanas y esto puede ser causado por diferentes motivos. Ya sea que no seamos personas diurnas o tengamos muchas preocupaciones en la mente, queda en nuestras manos reducir las situaciones de disgusto.
Por eso es de suma importancia crear buenos hábitos a la hora de empezar el día. A continuación te presento siete buenos hábitos mañaneros.

Levántate temprano

No hay mejor manera de empezar el día, que empezando desde antes. Despertar más temprano te ayuda a ser más productiva y a sentir menos estrés durante el día. Quince minutos pueden hacer la diferencia. Además de la hora, es importante el modo en que te levantas.

Busca la forma de despertarte tranquilamente de tu estado de reposo. Una buena forma de lograrlo es ajustar la alarma del celular para que no sea tan agresiva y no te altere desde temprano. Si eres de sueño pesado, sube el volumen de la melodía que escojas; procura que sean sonidos de la naturaleza para sentir menos estrés.

Medita

Para poder levantarte relajada, es importante tener un tiempo de meditación y estiramientos. Con 5 minutos que dediques en la mañana podrás llenarte de energía y cargar tu día de buenas vibras. No pienses en los pendientes del día –no todavía–, relaja la mente y prepárate para el día.

Despierta tus sentidos del tacto, oído y olfato para estar en sintonía con tu mundo desde temprano. Una vez que termines estarás con más energía y con mayor disposición para las labores del día.

Tomar un vaso de agua

El agua es un elementos imprescindible que conforma nuestro cuerpo y representa el 75% de nuestros músculos, 90% del cerebro, 22% de nuestros huesos y 83% de nuestra sangre. No tomar agua es contraproducte para ser más productiva. Crea el hábito de tomar agua, y mejora tu salud, consigue una piel más sana, baja de peso, elimina toxinas  y consigue un mayor rendimiento físico.

Ten a la mano una jarra con agua para tomar un vaso en la mañana en ayunas. O si te resulta difícil tomarla, agrega un poco de limón para agarrarle gusto. Recuerda que hay que tomar alrededor de 2 litros de agua durante el día, así que carga un termo contigo.

Ejercítate

Quizás pensarás que hacer ejercicio en la mañana te puede agotar pero es todo lo contrario. Mejorará el flujo sanguíneo del cerebro, resultará en mayor productividad y desempeño al momento de realizar us actividades diarias.

Dependiendo el tiempo del que dispongas, puedes prolongar el tiempo de meditación y estiramientos, salir a correr, bailar o realizar sets de sentadillas y/o abdonimales.

Desayuna

Un mal hábito que muchos hacemos en ocasiones es saltarnos el desayuno por la prisa de llegar al trabajo. No lo hagas. Es importante empezar con algo más que café en el estómago para estar más enérgica desde temprano. Tener un desayuno más completo te aportará mayores nutrientes y estarás de mejor humor (para las que se ponen de malas si están con el estómago vacío).

Prepárate para el trabajo

Tomar demasiadas decisiones estresantes en la mañana puede drenar tu energía. Decidir qué vestir es una de ellas.  Hay quienes tienen la ventaja de llevar uniforme pero hay a quienes les podrá tomar mucho tiempo escoger el conjunto del día. Una buena forma de hacer más eficiente esta tarea es preparar tu conjunto la noche anterior o crear un armario cápsula.

Es importante prepararte para la jornada laboral pero no por eso tienes que empezar a revisar los pendientes desde casa. Checar el correo, llamar a clientes o empezar a planificar todas las actividades del día, reduce tu productividad a largo plazo.

Ten tu tiempo de preparación mental, relájate y designa tiempos para tus actividades después de una hora de entrar a trabajar.

Empezar con las tareas más difíciles

Es bueno asignar las tareas difíciles para las mañanas ya que es cuando tenemos más energía. Conforme transcurre la jornada es que nos agotamos. Por eso, termina las tareas pesadas temprano.

Un buen consejo para mantener tu productividad es tomar jugo de arándanos ya que aportan muchos nutrientes, antioxidantes y mantienen sano el cerebro por su contenido de flavonoidesque potencian la memoria, mejoran el aprendizaje y las funciones cognitivas.

por:Lamoradasimple

Categories: Salud