El fingering o dedeo está demasiado subestimado, con frecuencia visto sólo como una corta parada entre bases cuando – si se hace bien – podría ser la atracción principal.  Zoë Ligon, educadora sexual y fundadora de la tienda de juguetes sexuales Spectrum Boutique lo confirma. “¡Las manos son el juguete sexual más versátil que hay! A menudo son vistas sólo como herramientas para el foreplay, pero el sexo manual también es sexo.”

Con el fin de elevar el arte del fingering para el que da, como la que recibe, se le pregunto a 5 expertos del sexo por los principales problemas y cómo solucionarlos.

1. Las manos de tu pareja no están listos para la vagina

Tu vagina es un ecosistema sensible. Debes de tener cuidado sobre lo que metes y lo que la rodea, y esto incluye las manos – ya sean las tuyas o las de tu galán. “Humectar tus manos de manera regular, limar tus uñas para que estén cortas y lisas, y generalmente evitar la suciedad, mantiene tus manos en el estado correcto,” dice Ligon. “Si no estás segura de que hayas limado las orillas de tus uñas correctamente, pásalas por tus labios y ve si puedes detectar algún spot que hayas dejado pasar.”

Si tu pareja usa esmalte de uñas, Ligon recomienda que opten por un mani de gel, para evitar que pedacitos de esmalte se pudieran quedar dentro de ti. Si tienes dudas, siempre pueden usar guantes: “De esta manera la limpieza es más fácil y puedes ser más intensa sin temer a rasguñar,” dice Ligon.

2. No estás lo suficientemente mojada

Aún si piensas que tu lubricación natural es suficiente, prueba usando un poco de lubricante la próxima vez – no sólo apreciarás lo extra mojado, pero también su textura suave y sedosa. “El lubricante es tal vez la mejor manera de hacer que el fingering e sienta mejor,” dice la terapeuta sexual Vanessa Marin. “Nuestra lubricación natural no tiende a durar demasiado tiempo, es por eso que muchas mujeres notan algo de incomodidad cuando están el la sesión de dedeo.”

Lo que es más, comprar y probar diferentes lubricantes con tu pareja puede ser un excelente foreplay. Experimenta con lubricantes calentadores, refrescantes, de sabor, de gel y de los miles de tipos que existen – “sólo asegúrate que tu lubricante sea libre de compuestos basados en azúcar, ya que esto podría ocasionarte una infección,” dice Scarlette Cyn, educadora sexual.

3. Tu pareja está metiéndose demasiado rápido

Es muy común que las parejas masculinas comiencen a meter los dedos demasiado rápido, con frecuencia simulando el ritmo del sexo vaginal. Mientras unas están agusto con este ritmo, otras lo prefieren más despacio y que vaya escalando de velocidad. “Toma tu tiempo,” dice la educadora sexual Kelly Shibari.

Lo ideal es empezar con un dedo e ir agregando más. Entre más excitada estés, más disfrutarás la estimulación.

5 Esenciales para llegar al orgasmo sólo con las manos

4. Piensas que tu pareja debe hacer todo el trabajo

El fingering es con frecuencia visto como el trabajo de una sola persona, pero no tiene que ser el caso. “Si tu pareja tiene los dedos dentro de ti, puedes participar también jugando con tu clítoris,” dice Shibari. “El juego de múltiples manos será algo súper hot.”

5. No estás segura de cómo guiar a tu pareja

La comunicación en este aspecto es mejor enseñada que dicha. “Te recomiendo demostrarle a tu pareja el nivel de presión que disfrutas,” dice Marin. “Puedes tomar la mano de tu pareja y usar uno de tus dedos para tocar la parte interna de su muñeca diciéndole que así es como quieres que te toque.” Sloane agrega que “puedes tomar sus dedos y demostrarle directamente en tu clítoris el grado de presión y los patrones de movimiento que mas,” y casi todos los expertos recomiendan masturbarte enfrente de tu galán.

Creditos;cosmouk

Categories: Estilo de Vida