¿Qué es lo primero que piensas cuando la palabra ‘felicidad’ aparece en tu mente? Si bien cada uno de nosotros tiene su propio concepto de lo que esto significa, muchas investigaciones han dado a conocer que el mayor número de la población no es feliz y una de las principales razones de que esto sucede, es debido a que no hacen lo que realmente les apasiona. ¿De qué lado estás tú?

10. Eres positivo

Una de las características principales de que una persona es feliz, es que tiene una actitud positiva ante la vida. Creen en sí mismos y saben todo lo que son capaces de hacer. Esto es justo lo que los empuja a realizar todo lo que se proponen.

9. Perdonas

Guardar rencor es uno de los principales factores por los que muchas personas no disfrutan del todo su vida. Y antes de perdonar a los demás, recuerda que debes perdonarte a ti mismo. Todos y cada uno de nosotros hemos cometido errores, pero más que tomarlo como un fracaso, debes verlo como una lección de vida para no volver a tropezar con la misma piedra.

8. Le das un significado a tu mundo

Estás enamorado de la vida y de todas las personas que te rodean. Pero principalmente, estás conforme contigo mismo. Sabes qué es lo que estás haciendo en este mundo y por qué. Has encontrado el hilo que motiva tu vida.

7. Dejas de sentir que lo material es lo más importante

Uno de los errores más comunes es pensar que las cosas materiales son lo más importante para estar bien con nosotros mismos y con los demás, pero está claro que eso no es así. ¿De qué sirve tener los bolsillos llenos con el alma y mente vacíos? Curiosamente, la mayoría de las personas que revelan ser felices, se han despojado de muchas de sus adquisiciones materiales.

6. No te desilusionas fácilmente

Sabes perfectamente que todo tiene su recompensa y a pesar de que puedan tropezar muchas veces en el camino, no descansas hasta lograr aquello que tanto deseas aunque te cueste mucho trabajo llegar a meta. Y justo esa satisfacción es lo que suscita aún más tu felicidad.

5. Sabes que la felicidad está en sus manos

Claro que sí. Al final de todo, la felicidad es una decisión. Tú eres quien decide si lo que piensen las personas de ti te afecta o te da igual, tú decides olvidar o recordar a esa persona que te hizo daño. Tú decides si te estancas o avanzas. ¡Tú, nadie más que tú!

4. Eres generosa

Cuando una persona es realmente feliz, se nota. Es amable y generosa con las personas que la rodean. Puede demostrarlo de distintas maneras pero obteniendo siempre el mismo resultado: hacer felices a las demás personas.

3. Te dejas de concentrar en lo que no tienes enfocándote en lo que tienes

Valoras más cosas como tu salud, tu familia, tus amigos: los sentimientos y vínculos que has formado a lo largo de tu vida. Ya no te lamentas por no tener el carro del año o el vestido que está de moda.

2. Deja de importarte lo que el mundo piense de ti

Siempre habrá personas que te critiquen por lo que haces y otras que te amen por la misma razón. Aquí lo único importante es que te sientas bien contigo misma sin importar las opiniones que los demás tengan de ti. A partir de ahí, es cuando la felicidad se comienza a generar.

1. Te preguntas si realmente necesitas lo que deseas

Ejemplo: vas a una tienda de ropa y ves una blusa que te encanta, ¿qué es lo primero que piensas? «la quiero». Sí, exactamente, la quieres pero no la necesitas (porque seguramente tienes muchas otras blusas que ni siquiera te pones), ¿verdad?.

No caigas en las trampas del marketing. Una vez que sabes distinguir entre ‘querer’ y ‘necesitar’, estás preparada para ser realmente feliz y sentirte bien contigo misma por lo que eres, no por lo que llevas puesto.

 

Por: RedacciónSoyCarmin

Categories: Estilo de Vida