Los ácidos se han vuelto los protagonistas en nuestros cosméticospor una razón: su ligero peso molecular permite la penetración profunda en el cutis para obtener resultados más rápidos, intensos y duraderos.

Y, para que sepas cuál es el que cubre la necesidad exacta de tu piel, te presentamos 10 opciones diferentes, ¡muchas se pueden combinar para potenciar sus efectos!

1. Ácido azelaico

Cura la rosácea y el acné severo pero, a diferencia de los demás que tratan este problema, el ácido azelaico no controla la secreción sebácea, sólo reduce de forma eficiente la concentración de bacterias en la tez, para evitar la aparición de granitos e inflamación.

Viene en forma de espuma o gel y se aplica únicamente en el área afectada.

2. Ácido ferúlico

Es un antioxidante que fortalece las capas de la piel y las protege de todo tipo de daño solar como manchas, envejecimiento y resequedad.

Lo ideal es darle un uso diario en las mañanas, antes del fotoprotector, para que defienda tu cara en el día.

3. Ácido hialurónico

¿Quieres rejuvenecer tu rostro? ¡Entonces usa sueros y cremas a base de esta sustancia!

Hidrata profundamente la dermis, aporta luminosidad y restaura la flexibilidad para luchar contra las arrugas y el cutis tirante.Úsalo todos los días en tu rutina de noche, antes de cualquiertratamiento pesada.

4. Ácido retinoico

Es un ácido regenerador que le va perfecto a las pieles mixtas y con acné, ya que controla la producción de grasa, tonifica la tez y reduce el tamaño de los poros para una apariencia lisa y suave.

Aplícalo en las noches para que no perjudique tu cara al contacto con el sol.

 

5. Ácido dioico

Nos encanta porque disminuye la producción de melanina a nivel celular y no con abrasión, así que la aparición de manchas se controla, sin causar ningún tipo de irritación.

Es perfecto para emplear después de los 25 años que comienza a desequilibrarse el tono facial.

6. Ácido málico

Le va bien a los cutis sensibles, ya que es un estimulante orgánico de exfoliación suave que ofrece un montón de beneficios: mantiene la humedad correcta de la cara, balancea el pH, unifica el tono y disimula las líneas de expresión.

En conclusión, ¡es un refresh poderoso que no inflama!

7. Ácido salicílico

¿Sufres de acné y tu tez es resistente? Entonces, este es el remedio que necesitas. El ácido salicílico tiene gran capacidad para limpiar los poros, destruir la grasa y eliminar la suciedad, sin enrojecer la piel.

Te sugerimos usarlo bajo la supervisión de un dermatólogo para evitar efectos secundarios por lo fuerte que es.

8. Ácido láctico

Funciona como un exfoliante químico que limpia las impurezasdel rostro sin necesidad de frotar. Al remover lo que ya no funciona, empareja el skintone e incluso, reduce el tamaño de los poros.

La mejor edad para aplicarlo es de los 25 en adelante, una vez cada 7 días.

9. Ácido ascórbico

Es comúnmente conocido como vitamina C, uno de los antioxidantes más fuertes en la belleza cuya función es incrementar la síntesis de colágeno, reducir la hiperpigmentación e inactivar el daño de los radicales libres.

Si lo combinas de forma tópica, con tratamientos y con nutricosméticos, harás una barrera que impedirá la oxidación de la piel y también, ¡del pelo!

10. Ácido glicólico

Es un scrub muy ligero que entra hasta lo más profundo de la epidermis para combatir arrugas, manchas, cicatrices e impurezas.

Se recomienda usar después de los 18 años, en cutis mixtos y grasos, así como evitar la exposición al sol cuando se coloque, ya que puede alterar la pigmentación.

Categories: Cuidado Personal